Con la llegada del frío salir a correr puede costar un poco más, sobre todo para los que están comenzando a practicar deporte. Aunque sea muy tentador y apetecible quedarse en casa debajo de una manta.

Para ayudarte a combatir la pereza de salir a correr en pleno invierno, hemos preparado una serie de consejos aportados por el entrenador profesional Pedro Esteso.

Consejos para salir a correr en invierno

  1. Queda con alguien

Salir a correr con un amigo o en grupo te ayudará a motivarte. Si te has comprometido con alguien para entrenar no tendrás excusa para quedarte en casa.

  1. La ropa deportiva es tu mejor aliado

Para combatir las condiciones meteorológicas adversas Esteso nos advierte que es muy importante mantener los pies, las manos y la cabeza calientes. En este sentido nos aconseja descartar los tejidos de lana.

  1. Suma 10 grados a la temperatura del termómetro

Recuerda que cuando corres la temperatura de tu cuerpo se eleva aproximadamente unos 10 -12 grados más, por lo tanto, vístete en consecuencia.

  1. Capas y capas

Esteso nos dice que es preferible llevar capas de más que ir con prendas excesivamente gordas que nos harán sudar más. Ponte prendas de material técnico que nos facilitan expulsar el sudor, al ser posible con cremalleras en brazos y cuello para ventilar a medida que vayamos entrando en calor.

  1. La primera capa que sea camiseta técnica-térmica

Este punto sigue haciendo hincapié en la importancia de cuidar la ropa deportiva que utilizamos para salir a correr. Es aconsejable utilizar prensas térmicas o termorreguladoras que nos ayuden a mantener el calor corporal. Importante que sean tejidos finos.

  1. Ropa reflectante

Hay runners que le gusta salir durante el día y otros que les gusta o por su agenda solo pueden salir a correr por la noche. Si tu caso este último usa ropa reflectante para que te vean. Cuida también la zona por donde vas a salir a entrenar en penumbras, intenta hacerlo por zonas iluminadas por farolas y asfalto y sobre todo vigila los coches.

  1. Calienta

Pero no de cualquier manera, en invierno hay que ser un poco más cuidadoso con el calentamiento que en verano. Dedícale todo el tiempo que sea necesario para calentar tus músculos con carreras continuas y suaves.

  1. Cuidado con el aire frío

Inspira siempre por la nariz y espira por la boca. En invierno el aire está más frío y puede perjudicar seriamente nuestra salud.

  1. Cámbiate de ropa al terminar de entrenar

Cuando finalice tu entrenamiento busca un lugar cubierto para estirar suavemente y al terminar intenta cambiarte de ropa lo más rápido posible secándote con una toalla. Recuerda que cuando paras, la temperatura corporal comienza a disminuir rápidamente.

  1. Hidrátate siempre

Es fundamental mantenerse hidratado durante el tiempo de entrenamiento. En invierno se pierde la sensación de pérdida hídrica, por este motivo, aunque no tengas ganas, bebe en tragos pequeños antes, durante y después de la carrera y al finalizar, tómate algo calentito.

Por último, no olvides utilizar un calzado adecuado para la ocasión. ¡No esperes más! Levántate del sofá, ponte tus zapatillas runner junto a tus plantillas Biontech y sal a disfrutar de una buena carrera. ¡Qué el frío sólo sea una excusa para salir a entrenar!