Muchas veces vemos el ejercicio físico desde un punto de vista integral. Pero no nos damos cuenta de qué pasa en nuestros pies y cómo nuestro pie reacciona ante distintos tipos de actividad.

Ese es el caso de la diferencia entre caminar y trotar, que aunque ambos son ejercicios de baja o moderada intensidad, influyen de manera diferente en nuestros pies.

Diferencia entre caminar y trotar para tus pies

 Al caminar, generalmente el pie descansa sobre el suelo, soportando el peso de tu cuerpo, sin apenas realizar impacto sobre el suelo. Es decir, no llegas a golpear el suelo, puesto que en ningún momento levantas ambos pies del suelo.

En cambio, cuando hablamos de trotar, nos referimos a una actividad física de intensidad moderada, que además de aumentar tu ritmo de respiración, repercute de manera diferente sobre tus pies.

Los pies llegan, en intervalos, a levantarse sobre el suelo, pero de forma mucho más lenta que si realizáramos carrera larga o running.

El impacto sobre el pie afecta a las articulaciones, que sometemos durante un tiempo prolongado a una misma repetición mecánica. En estos casos, adquiere mayor importancia utilizar el calzado adecuado y asegurarnos de que nuestra pisada es firme, cómoda y soportable para nuestros pies.

En esta línea, en Biontech pro ayudamos a los amantes del trote, proporcionándoles una plantilla completamente adaptable que reduce el impacto del pie sobre la superficie, lo que contribuye a prevenir lesiones durante el ejercicio y proporciona una mayor seguridad a nuestras articulaciones.

Posicionar el pie, la clave para un trote adecuado

 Aunque no estés realizando una actividad tan exigente como el running, ni te marques tiempos o velocidades, ¿cómo aterriza el pie en el suelo cuando vas al trote?

Los talones reciben un fuerte impacto incluso cuando vamos al trote. Si además tenemos en cuenta que tu movimiento tenderá a ser lineal, es más importante que nunca cuidar la forma en la que trotamos, procurando correr con la parte central del pie y reducir el impacto en los talones o en las puntas.

También puede resultar saludable para tu pie disminuir la amplitud de la zancada, ya que al reducir la distancia del impacto sobre la superficie del suelo, el golpe que reciban tus articulaciones será menor y más llevadero.

En el caso de que no trotemos, sino que nos limitemos a caminar, debemos tener en cuenta que las largas caminatas también acaban teniendo efectos colaterales en las articulaciones, aunque el impacto de la pisada sea menor.

Las plantillas deportivas Biontech no están sólo pensadas para deportistas de élite. Incluso si sólo vas al trote, ten en cuenta en cualquier caso que cuidar tus pies es algo muy importante para tu salud.