Saber como descansar nuestros pies o las piernas es fundamental para su recuperación y buen rendimiento. Si queremos prevenir problemas musculares y evitar lesiones, debemos prestarles la atención que merecen.

Especialmente si haces ejercicio físico, tus pies pueden estar sometidos a un mayor riesgo para la salud. Roturas, callos, durezas, sequedad o enfermedades del pie pueden resultar realmente molestas y afectar a tu rendimiento al practicar ejercicio.

En este post te daremos algunos consejos para que puedas descansar los pies de manera adecuada.

Claves para que tus pies descansen de manera adecuada

 Todos los días estamos sometiendo a nuestros pies a un duro ejercicio.No sólo sostienen todo el peso de nuestro cuerpo. Además, ya sea que permanezcamos estáticos o en movimiento, requiere de un cuidado básico para que podamos mantenerlos con buena salud.

Un aspecto fundamental es tener en cuenta el calzado que utilizamos a la hora de conservar un pie descansado. Debe ajustarse a la medida de nuestro pie para que resulte cómodo y anatómico. Además, debe ser un calzado fabricado en un material adecuado para la actividad que vamos a realizar, ya sea andar, correr o practicar cualquier deporte.

Tengamos en cuenta que muchas veces no se escoge el calzado adecuado, ya que debería ser un calzado a medida. En algunos casos, las personas pueden tener un pie ligeramente más grande que otro, por lo que es recomendable tener un zapato/zapatilla adecuado a cada pie para evitar molestias.

Tan importante como el calzado son las plantillas que utilicemos. Las plantillas Biontech ayudan a amortiguar la pisada, permitiendo que el impacto sobre el suelo sea más suave y la pisada más cómoda, facilitando el rendimiento de tus pies durante el ejercicio físico.

Además de llevar el calzado y las plantillas adecuadas, debemos descansar a los pies a menudo evitando que estén siempre enfundados en calcetines y zapatos. Andar con los pies descalzos por encima de la arena, o meterlos en agua enjabonada o con sal para limpiarlos de hongos y bacterias, pueden ser acciones muy saludables para mantenerlos en buen estado.

Además para descansar los pies, puede ser de gran ayuda utilizar cremas hidratantes para pies, si tienden a estar muy secos, previniendo así callos y durezas que puedan causar molestias. Podemos también realizar pequeños masajes que ayuden a facilitar la circulación de la sangre y reducir posibles molestias debido a la fatiga de la musculatura.

Otro factor antes de descansar los pies es el realizar estiramientos y ejercicios para las articulaciones lo cuál también puede ser muy recomendable antes de realizar cualquier actividad deportiva. Debemos evitar también pasar mucho tiempo de pie sin mover los pies, y procurar realizar ejercicio cada día para mantenerlos activos.