En el post de hoy nos gustaría hablarte acerca de un dolor muy molesto, el dolor en el empeine del pie. Se trata de un tipo de dolor que puede afectar enormemente a las personas que tienen el pie plano o cavo, además de los deportistas y personas en general que tienden a hacer un gran esfuerzo con sus pies.

 

Qué es el empeine del pie

Para empezar, tengamos primero claro qué es el empeine. Se trata de la zona dorsal (en la parte de arriba del pie), donde se encuentran la mayoría de los huesecillos de nuestros pies. Allí encontramos por ejemplo los escafoides, la primera, segunda y tercera cuña, los cuboides, los cinco huesos metatarsianos y las cuñas cuatro, cinco y seis.

La misión del empeine consiste en mantener la altura del puente o bóveda plantar para un buen funcionamiento del pie y una pisada adecuada.

 

Problemas comunes en el empeine

Las personas que someten sus pies a un gran esfuerzo, como quienes practican running, spinning, fútbol u otros deportes y ejercicios físicos, pueden a veces notar la llamada tendinitis del empeine o tendinitis de los extensores, una patología bastante común que se produce por una inflamación de los tendones, la cual da lugar a una tumefacción en el pie.

Los dedos notan una especie de crujido al extenderse cuando sufrimos de esta patología. Si bien todavía podemos caminar aunque tengamos una tendinitis, el mayor problema se haya en que se produzca un exceso de tensión o sobrecarga en los músculos del pie. En este sentido, el no utilizar el calzado y las plantillas adecuadas puede fomentar que haya un exceso de presión.

Es importante que el pie esté bien sujeto en la zapatilla, pero dejar que pueda circular la sangre. Debemos utilizar plantillas adaptables Biontech y que resulten cómodas y frescas. Asimismo, se recomienda no atar excesivamente fuerte los cordones de las zapatillas para evitar que se produzca demasiada tensión.

Si ya estás experimentando el dolor del empeine, entonces lo ideal es dejar reposar el pie, ponerle hielo y mantenerlo elevado en una silla para reducir la inflamación y el dolor.

Este tipo de patología no sólo afecta a deportistas, como antes decíamos. Pensemos por ejemplo que las personas con pies cavos tienen un empeine muy grande y tienen una fuere retracción muscular, generando tensión en las cuñas de la bóveda plantar. También vemos este problema en las personas con pie plano, en las cuales las cuñas tienden a compactarse, generando un roce articular excesivo que también puede derivar en dolor del empeine.

¿Estás tomando medidas para evitar el dolor del empeine del pie?

Plantilla BIONTECH Pro 2.0

plantillas biontech pro

plantillas biontech