El triatlón es una de las pruebas deportivas más duras que existen, y es que no es fácil terminar 1500 metros a nado en aguas abiertas, 40 kilómetros en bicicleta y 10 corriendo. La preparación física ha de ser realmente buena para poder acabar la carrera con éxito, y no nos referimos al éxito deportivo (que también), sino al saludable.

 

¿Te has parado a pensar cómo practicar triatlón?

La práctica de este deporte no es sencilla ni barata, ya que hay que utilizar principalmente neopreno para el agua, bicicleta y zapatillas especiales (más el mono) para el ciclismo y unas buenas zapatillas para el tramo de carrera a pie. El precio del conjunto si no eres profesional no es fácil de asumir, pero como todo deportista, al final siempre sale rentable, ya que la ilusión y las ganas de superación son en la mayoría de casos lo más importante.

 

¿Cómo prevenir lesiones?

Este deporte suele acarrear lesiones de tipo leves como roturas musculares, sobrecargas, torceduras o golpes por caídas. En Biontech queremos contribuir al avance buscando soluciones. Nuestras plantillas, fabricadas con material OnSteam, apuestan por la innovación, y gracias a él hemos conseguido reducir la vibración en las articulaciones que más sufren en este deporte: el tobillo, la rodilla y la cadera.

 

¿Cómo usar las plantillas Biontech?

Nuestras plantillas contribuyen a reducir las vibraciones en las articulaciones y a conseguir una mayor estabilidad. Además, su material es 100% total dry, lo que influye en el secado para que posteriormente no salgan callosidades o patologías por el sudor. Esto es interesante en la bicicleta, ya que, al llegar del agua, los participantes apenas tienen tiempo de quitarse el gorro y las gafas y echan a rodar. Secarse es secundario, pero para los pies es algo que hay que priorizar.

 

¿Es recomendable cambiar las plantillas?

Lógicamente las zapatillas de ciclismo no van a servir para la carrera a pie, pero ¿qué hago con las plantillas? Si no eres profesional y el tiempo es lo de menos, tendrás de sobra para cambiarlas de unas zapatillas a otras. Sin embargo, si tu vocación es profesional, el uso de dos plantillas en zapatos diferentes no va a provocarte daños en la pisada, ya que al estar adaptadas al pie y al haberlas usado previamente en los entrenamientos, se han acomodado a la zona otorgándole numerosos beneficios.