Pies planos, fascitis plantar, pies cavos o valgos son algunas de las afecciones más comunes, sin embargo, mucha gente desconoce todavía en qué consisten realmente. Es precisamente por ello que hoy queremos hablarte del pie valgo en concreto y ayudarte a entender mejor este problema.

Es cierto que la tecnología avanza cada vez más y son muchas las ayudas e inventos que nos ayudan con todo tipo de patologías, aunque a día de hoy, nada como el uso de unas buenas plantillas y el ejercicio indicado por el profesional para tratar todos estos problemas que afectan finalmente a todo el organismo.

¿Qué es el pie valgo exactamente?

El pie valgo es una patología que se caracteriza por una clara desviación lateral del talón. Es muy habitual encontrar personas con pie valgo asociado al pie plano, pues al disminuir el arco plantar, todo el peso y la carga se desplaza a la zona media del pie. En muchos casos se puede observar a simple vista cómo el talón se desplaza hacia la parte interna, pues las personas con pie valgo son pronadores, lo que significa que su pisada se desplaza siempre hacia la parte interna del pie.

Por otro lado, otra señal que deja bien clara la presencia de una desviación de este tipo es mediante la observación del calzado. Si las suelas de los zapatos se desgastan más por la parte interna, significa que todo el peso del cuerpo está siendo cargado en esa zona.

Este problema puede generar molestias en los talones, las metatarsalgias, los dedos en garra, la fascitis plantar o bien los incómodos juanetes. Incluso otras partes del cuerpo se ven afectadas, pues las rodillas llegan a sufrir de artritis y la espalda provocar intensos dolores y sufrir desviaciones.

Estas molestias dificultan tanto el día a día como la práctica de deportes, algo que para muchos es sin duda un gran obstáculo. Aun teniendo en cuenta las molestias, es importante saber que se trata de una patología con un tratamiento de lo más positivo.

Beneficios de la plantilla en el pie valgo

Además de la visita al profesional, debes tener en cuenta que las personas con cualquier desviación en la pisada tendrán que seguir a rajatabla un tratamiento a base de ejercicios diarios, medicación en la mayoría de casos y cómo no, uso de plantillas personalizadas.

El uso de las plantillas personalizadas podrá ayudar al paciente no sólo a corregir la pisada, sino a poder realizar sus actividades diarias sin apenas sentir las anteriores molestias. Gracias a los materiales que empleamos con nuestras plantillas Biontech, éstas se adaptan a la forma de los pies y te garantizan un mejor reparto de la carga.

De una forma totalmente discreta y fácil, podrás mejorar tanto la pisada como reducir el impacto en el resto del cuerpo. Las articulaciones dejarán de sufrir e incluso la columna adoptará una mejor postura.

Como puedes ver, el uso de plantillas aporta una gran variedad de beneficios a nuestra salud en general y especialmente a personas que sufren de pie valgo.

plantillas para pie valgo

plantillas para pie valgo Biontech

Te recomendamos ver los siguientes artículos relacionados: