Con la llegada de agosto, muchos runners buscan excusas para dejar los entrenamientos: que si estoy de vacaciones, que si hace demasiado calor, que si doy un respiro a la rutina… Y la verdad es que esta época del año no es la mejor para hacer running, pero si seguís los consejos y trucos que os vamos a dar a continuación sabréis cómo salir a correr en verano y vencer el calor de estos días. Así, cuando empiece septiembre, mantendréis la forma y volver a la rutina no se os hará tan pesado.

 

¿Cuándo salir a correr en verano?

Es importantísimo seleccionar bien las horas a las que vas salir a hacer running en verano. Intenta no hacer deporte al aire libre al mediodía. Por supuesto, no te expongas a la luz solar durante mucho tiempo y evita a toda costa hacerlo entre las 10 y las 16 horas. Los rayos solares no son amigos de nuestra piel, por eso, si sales a correr de día, ponte crema y así no te quemarás.

La mejor hora para salir a correr en verano es antes de las nueve de la mañana. Lo ideal sería a la 7 u 8, cuando el sol todavía no quema y la agradable brisa veraniega ayuda a ponerse en marcha.

Pero si estás harto de madrugar durante todo el año, también puedes hacer running por la noche. Lo malo de correr en verano por la noche es que el asfalto está caliente después de recibir calor durante muchas horas y no es demasiado agradable para tus pies.

 

Protege tus pies con Biontech

Cuidar los pies es imprescindible durante todo el año, pero en verano, al estar más expuestos por el calor, es todavía más importante. Por eso es recomendable usar plantillas Biontech para salir a correr, ya que en tan solo 30 segundos puedes personalizarlas para que se ajusten a la planta del pie gracias a la resina de plástico con la que están realizadas.

Con las plantillas Biontech notarás menos vibración en los tobillos y menos impacto en rodillas y caderas. Con ellas podrás superar con éxito los entrenamientos de una época tan dura para los deportistas como es el verano.

¿Qué ropa usar para salir a correr en verano?

Para hacer running en verano tendrás que armarte con algún que otro accesorio. Tenemos que cubrir bien la cabeza -sobre todo si no nos queda más remedio que salir a correr de día- y los ojos. Por eso no debes salir sin una gorra, que se ajuste bien y no se te caiga a cada zancada, y unas gafas de sol especiales para hacer deporte, así evitarás que se te vayan resbalando según haces kilómetros.

Usa ropa ligera, como pantalones de atletismo y camisetas sin mangas. Siempre ponte las prendas que sean más cómodas para ti y que no te provoquen rozaduras: en verano son muy típicas, así que empieza a prevenirlas con la ropa.

 

Aprovecha los viajes para hacer running

Estar de vacaciones no es excusa para dejar de salir a correr. Aunque estés fuera de casa, puedes hacer running. Así descubrirás nuevos lugares, nuevas rutas y te serán más amenos los entrenamientos. Todo cuenta, aunque sea poco, como señalan científicos de las universidades de Exceter y Leicester, quienes señalan que con correr a media intensidad durante 1 o 2 minutos al día se nota en la salud de nuestros huesos.