Saber cómo cuidar los pies en el trabajo es importante tanto para nuestra salud como para nuestra comodidad. Si cada día tienes que pasar un buen número de horas trabajando de pie, es vital que conozcas cómo tratar a tus pies para que permanezcan sanos y cuidados.

1.- Utiliza un calzado adecuado.

El uso de un buen calzado, cómodo y adecuado a tu talla, es algo básico para cuidar los pies. También durante tus horas de trabajo. Muy especialmente si tienes que trabajar de pie durante toda o buena parte de tu jornada laboral. Sean zuecos, calzado de seguridad o botadas específicas, el hecho de que el calzado profesional que utilices sea adecuado para tus pies te ayudará a evitar tener los pies doloridos y cansados.

2.- Usa plantillas Biontech.

Además de cuidar tus pies te ayudarán a prevenir otras molestias y dolores articulares. Al proporcionarte mayor estabilidad en la pisada, no te resultará tan pesado trabajar de pie y podrás evitar sufrir pies doloridos. También notarás gracias a que adoptan la forma de tus pies y al material en el que están hechas que ya no tienes problemas de pies cansados. De paso notarás otros beneficios para tu cuerpo como una menor cargazón muscular y un menor impacto articular.

3.- Procura no trabajar con calcetines mojados.

Pueden favorecer la aparición de hongos y otros problemas dermatológicos molestos. Siempre que puedas ten a mano un par extra de calcetines de trabajo. Así si se mojan o están sudados, podrás cambiarte de calcetines a media jornada, después de secarte cuidadosamente loes pies. Es una forma muy sencilla de cuidar los pies en el trabajo que no siempre se tiene en cuenta.

4.- Aplícate cremas que ayuden al descanso de tus pies.

Antes y después de tu jornada laboral, utiliza una crema podal que te ayude a cuidar los pies en el trabajo. Las cremas de efecto frío ayudan a obtener una mayor sensación de bienestar y a evitar sufrir pies cansados. También te serán de ayuda para este fin las cremas de efecto relajante. Las de efecto antiinflamatorio son perfectas para aplicártelas tras trabajar de pie toda la jornada. Así podrás evitar los pies hinchados.

Ahora que ya sabes cómo cuidar los pies en el trabajo es el momento de llevar estos consejos a la práctica. Trabajar de pie será menos pesado siguiendo estas sencillas indicaciones y aplicándolas cada día podrás decir adiós a la sensación de pies doloridos y cansados.