El cuidado de nuestras plantillas no sólo puede aumentar su durabilidad, sino que también fomenta su eficiencia una vez poseen cierto uso. De esta forma, no sólo lograremos conservarlas en buen estado estéticamente, sino que estas seguirán cumpliendo su función durante un mayor periodo de tiempo.

Cómo cuidar mis plantillas

Si quieres cuidar adecuadamente tus plantillas sigue los siguientes consejos:

  • Hacer uso de calcetines o medias a la hora de utilizar plantillas reduce su desgaste.
  • Un adecuado cuidado de nuestros pies también es indirectamente una forma de cuidar nuestras plantillas. Debemos haberlos aseado antes de introducirlos en nuestros zapatos, e incluso se puede usar desodorante de pies. A pesar de que su consumo no suele ser muy común, el desodorante evita que el olor penetre en la plantilla.
  • La sudoración diaria es algo inevitable, por lo que se debe realizar una limpieza con paños y agua tibia cuando las plantillas lo precisen. En ocasiones también es necesario complementar esta limpieza utilizando productos antisépticos que nos permitan desinfectarlas.
  • La ventilación es de gran relevancia, así que no olvides ventilar tus plantillas al final de cada día de uso. Esto evitará malos olores y hongos.
  • Usa protectores de plantillas. En función de tus necesidades y del tipo de plantillas existen diversos protectores como pueden ser espumas o parches, los cuales ayudan a la conservación de la misma.
clear
Artículos
---
Transporte
---
Total
---