Qué es la fascitis plantar

Dentro de las dolencias que pueden afectar al pie, la fascitis plantar es una de ellas. Se trata de una dolencia que implica una inflamación de un tejido que atraviesa la planta del pie. 

La fascitis plantar provoca un dolor intenso en la zona del talón debido a que la inflamación de la fascia plantar hace que aparezca este dolor sobre todo en ciertos momentos como al caminar después de estar mucho tiempo sentado o bien por las mañanas al levantarte. 

Pasar mucho tiempo de pie o bien el sobrepeso pueden ser factores que influyen en la aparición de esta dolencia. Es importante que la identifiques para que puedas afrontarla y mitigar más el dolor que provoca. 

Aunque a lo largo de este artículo nos sumergimos en algunas opciones que pueden ayudarnos a prevenir y paliar esta dolencia, ya te podemos adelantar que uno de los elementos que mejor resultado están dando son las plantillas.

El uso de plantillas, que cuenten siempre con un estudio biomecánico que lo avale, es uno de los mejores métodos para combatir la fascitis plantar. Buena cuenta de ello pueden dar los clientes que han utilizado plantillas Biontech. Las plantillas Biontech son ergonómicas, adaptables, verificadas con un estudio biomecánico, y todas cuentan con tratamiento anti bacterias. Además son muy fáciles de usar.

Pie con fastitis plantar

Aspectos que influyen en la aparición de la fascitis plantar 

Hay diversos factores que pueden influir de forma importante sobre esta dolencia, haciendo que aparezca más a menudo o que te cause más dolor. Te contamos cuáles son los factores que pueden condicionar la aparición de esta enfermedad. 

La edad es un factor que puede predisponer a que surja la fascitis plantar. Suele ser más habitual que aparezca este tipo de dolencia en las personas que tienen entre 40 y 60 años. 

Hay ciertas actividades deportivas que pueden también predisponer a que aparezca esta dolencia. De hecho, las actividades como carreras de larga distancia, la danza aeróbica, el ballet, o cualquier actividad que pueda ejercer una presión continuada sobre el talón pueden contribuir a su aparición.

Existen ciertos tipos de estructura de pie que pueden mostrar más predisposición a padecer esta dolencia. Los pies planos o los pies que tienen un arco muy marcado pueden verse afectados porque cuando pasas tiempo de pie el peso se distribuye de manera desigual. 

También tienes que prestar atención al sobrepeso como otro factor que puede predisponer a que sufras de esta dolencia. El pie soporta más presión que puede acabar afectando a este tejido. 

Finalmente, también debes tener en cuenta que existen profesiones que pueden predisponer a que aparezca esta dolencia. Sería el caso de aquellas profesiones en las que se pasa mucho tiempo de pie. En el caso de una fábrica o de maestros que tienen que estar mucho tiempo de pie pueden tener más riesgo de padecer esta dolencia. 

Cómo tratar la fascitis plantar 

El tejido llamado fascia es lo que se inflama y es un tejido que conecta el hueso del talón con los dedos de los pies a lo largo de toda la planta del pie. Precisamente por ello, uno de los mejores tratamientos para esta dolencia es usar plantillas ergonómicas. 

Las plantillas ergonómicas tienen una forma y un tejido acolchado muy cómodo y adaptado al pie que sirve para aliviar el dolor que puedes sufrir con esta dolencia. Son plantillas ajustables que puedes adecuar al tamaño de tu pie y a tu medida específica, de manera que, tendrá un efecto mucho más positivo. 

No obstante, aunque uses plantillas ergonómicas, es importante que tengas en cuenta algunas recomendaciones para mitigar o reducir el dolor provocado por la fascitis plantar. 

Si realizas calentamientos habitualmente y estiramientos en el pie podrás mejorar y prevenir en mayor medida la aparición de esta dolencia. Antes de hacer cualquier actividad es conveniente que hagas un calentamiento previo para evitar que se inflame el tejido. 

Además, puedes elegir un calzado apropiado para conseguir que tu fascitis plantar no aparezca o que se vea reducida. De hecho, muchos zapatos pueden llevar plantillas biomecánicas que pueden ayudar a que no te moleste el pie. 

Si adquieres zapatos que te ayuden a apoyar el pie adecuadamente y además, incorporas plantillas biomecánicas, conseguirás reducir el dolor o las molestias que te causa la fascitis plantar. 

Entre los tratamientos para mejorar la fascitis están los siguientes. 

Uso de medicamentos y terapias

Existen medicamentos que pueden ayudarte a mejorar el dolor y las molestias que causa esta dolencia. El uso de analgésicos como Ibuprofeno o paracetamol te puede ayudar, así como ciertos tratamientos específicos. 

Uno de los tratamientos que habitualmente pueden favorecer la reducción de esta dolencia es la crioterapia. Consiste en la aplicación de sesiones de frío en la zona con dolor para aliviarlo. 

Otro de los tratamientos que puede aplicarse habitualmente para mejorar esta dolencia es la aplicación de ultrasonido. Este tipo de tratamiento suele ser más eficiente justo en el momento en que el dolor es más pronunciado. 

Masaje de pies

Masajes 

La aplicación de masajes en la zona puede ser también una forma de mitigar el dolor y mejorar el estado de la zona. De hecho, se trata de un modo de relajar un poco el músculo de la zona para que el dolor también se reduzca. 

Con la aplicación de masajes en la zona concreta del pie se puede conseguir una mejora sustancial y se pueden reducir los espasmos musculares. 

Uso de plantillas

Otra de las opciones con las que cuentas para mejorar el estado de tu fascitis plantar es el uso de plantillas ergonómicas. Las plantillas ergonómicas han sido especialmente diseñadas para facilitar la pisada con cualquier tipo de zapato. 

El uso de plantillas ajustables es la mejor recomendación si buscas una forma rápida y a largo plazo de conseguir mejorar la situación de tu pie. Las plantillas las puedes encontrar de muchos tipos, pero las plantillas ergonómicas son las más adecuadas, ya que te permiten un acople mucho mejor al pie. Las plantillas Biontech reúnen estas características. Además de contar con estudios biomecánicos que las avalan, tienen una muy buena opinión de sus clientes.

Estas plantillas son muy buenas para mejorar la dolencia. Son plantillas biomecánicas que han sido diseñadas de acuerdo con la mecánica habitual del pie. Con las plantillas ajustables puedes lograr una absorción de los impactos al caminar y esto hará que puedas mejorar el estado de tu pie. 

Además, puedes encargar plantillas personalizadas que estarán específicamente diseñadas para ti, de manera que tu pie las sentirá como una segunda piel. 

Debes saber que el uso de estas plantillas biomecánicas será la mejor forma de mejorar tu dolencia. De este modo, conseguirás que puedas caminar durante más tiempo sin sufrir los dolores habituales que provoca la fascitis. 

Es importante que sepas usar adecuadamente las plantillas y que conozcas las ventajas que te ofrece el uso de plantillas ergonómicas. Te contamos cuáles son estas ventajas:

    • Se adaptan a la medida de tu pie, de manera que podrás llevarlas cómodamente y durante mucho tiempo. 

    • Te permitirán pasar más horas de pie y caminar durante más tiempo. 

Sin duda, la fascitis plantar en una dolencia que puede llegar a ser muy molesta cuando la padeces, ya que te puede llegar a limitar en tu actividad. De esta forma, si usas plantillas específicas podrás mejorar tu día a día y conseguirás pasar las jornadas con mucha más comodidad.

Gracias a las plantillas ergonómicas puedes conseguir sobrellevar una vida mucho más tranquila y sentirás un mayor alivio siempre que tengas molestias debidas a tu fascitis plantar. No olvides que la fascitis plantar se puede aliviar y se puede mejorar con el tiempo, y puedes sobrellevarla mucho mejor con tus plantillas. 

clear
clear
Artículos
---
Transporte
---
Total
---