Las sobrecargas musculares pueden aparecer cuando se realiza cualquier deporte, ocurre cuando los músculos están demasiado tensos y causan contracturas. A veces este dolor puede confundirse con malestar corporal, por lo que es importante reconocer y diferenciar estos dolores.

Sobrecargas musculares

Una contractura puede pasar desapercibida, pero cuando estas se complican dan lugar a lesiones más complejas afectando a nuestro aguante y forma de correr. Por este motivo es mejor tratarlas con un profesional.

Cómo prevenir sobrecargas musculares

  1. No sobreentrenar: Esto suele suceder cuando estas iniciando como “runner” y no lo habías hecho antes. Como todo, es un proceso incluso si tenemos una buena base física. Si queremos trabajar músculos que no habíamos trabajado antes, es muy fácil sufrir una lesión.
  2. Estirar: No es cuestión de hacerlo 2 minutos y listo, sino hacerlo de forma consciente. Llegar a casa sin haber estirado incrementa las posibilidades de sufrir una contractura.
  3. Hidratarte: No solo durante tu entrenamiento, sino durante todo el día. Debido a que durante el entrenamiento perdemos líquido y sales minerales es importante recuperarlas antes, durante y después del entreno.
  4. Descansar: Esto no solo afecta a tu entrenamiento sino a todas las actividades que realices durante el día. Si no dormimos bien, no damos tiempo a que nuestro cuerpo se recupere.

Te recomendamos:

Las plantillas Ortopédicas de Biontech Xtreme pueden ayudar a tener una mayor estabilidad a la hora de tu entrenamiento. Biontech Xtreme® también tiene tratamiento antibacterias y ofrece la máxima transpiración, por lo que la piel siempre permanece seca.