La enfermedad de Sever es una lesión en el talón muy habitual, que se produce sobre todo en los niños. Aunque puede resultar muy intensa, no tiene efectos negativos a largo plazo si le damos un buen tratamiento.

Qué es la enfermedad de Sever y cómo afecta a tu pie

Enfermedad de Sever: definición

También llamada epifisitis del calcáneo, se trata de un problema óseo muy doloroso que se produce por la hinchazón en el cartílago de crecimiento del talón. Este cartílago se encuentra en el extremo de un hueso clave para el desarrollo de los niños, en el que las células del cartílago pasarán a convertirse en células óseas.

Por tanto, este tipo de enfermedad física es muy habitual en los niños en fase de crecimiento. Especialmente entre los que son muy activos. Aparece normalmente entre los 8 y los 13 años en las niñas y los 10 y 15 años en los niños. A esta edad, el cartílago de crecimiento ya suele haberse endurecido y los huesos son más maduros.

Cuándo se puede producir la enfermedad de Sever

Lo habitual es que ocurra después de practicar actividad física y deportes como el fútbol, el baloncesto o la gimnasia. También puede ocurrir si el niño se encuentra mucho tiempo de pie, ejerciendo presión sobre el talón.

Los niños que tienen pies pronados, pie plano o sobrepeso tienen mayores probabilidades de sufrir la enfermedad de Sever. Si nuestras zapatillas no tienen un buen ajuste, esto puede perjudicar también a la afección, ya que no se brinda suficiente acolchado para los pies.

Por tanto, puede ser de gran ayuda utilizar las plantillas Biontech Superlight, que alivian el dolor en las articulaciones, amortiguan la pisada y te proporcionan relajación y bienestar.

Las plantillas Biontech alivian el dolor y ayudan a superar la dolencia

Síntomas del Sever

Notarás hinchazón y enrojecimiento en la parte posterior del talón. Esto puede provocarte molestias al caminar, o incluso que cambies tu forma de caminar, como andar con la puntera o renguear para reducir la presión sobre los talones.

Tratamiento al Sever

Lo más recomendable cuando sabemos que padecemos la enfermedad de Sever es el reposo total. Debemos aliviar la presión en el hueso del talón, reducir la inflamación y esperar a que se mitigue el dolor. También es importante reducir las actividades deportivas o evitarlas durante un tiempo hasta que dejemos de sufrir los síntomas.

No es recomendable además que corras sobre superficies duras, ya que el fuerte impacto en las plantas de los pies podría contribuir a aumentar la inflamación. Se recomienda por tanto el uso de plantillas que amortigüen la pisada, para los momentos que debamos andar o realizar una actividad no muy intensa, y descansar y aplicar hielo en los momentos de mayor dolor.