El pie cavo es una enfermedad bastante común entre la población española. Esta patología puede comenzar a darse entre los ocho y doce años y, aunque con intensidades diferentes, puede llegar a ser muy dolorosa.

Consiste en, según los expertos, un arqueamiento del empeine que provoca un encogimiento del pie y, por tanto, que esta zona se encuentre más elevada de lo habitual. Los pies cavos se asocian con los dedos en garra o dedos martillo, las callosidades o las metatarsalgias y son todo lo contrario a los pies planos.

Esta enfermedad se caracteriza por la poca flexibilidad de las articulaciones del pie, así como por la inestabilidad debido a la falta de apoyos. Esto puede desembocar en otro tipo de lesiones como la fascitis plantar, esguinces o tendinits.

Causas

Existen multitud de factores por los que pueden aparecer los pies cavos. Los más usuales son las causas neurológicas, es decir, los que hacen referencia a los desequilibrios musculares, por ejemplo, el acortamiento o distensión de los músculos. Otro de los motivos puede ser la alteración osteoarticular, por traumas en las articulaciones o retracciones en las partes blandas de apoyo.

Síntomas

Ante un dolor del que no conoces su causa, la reacción siempre suele ser alarmante. En este caso se puede experimentar un dolor en la zona del arco y el talón y también en la parte inferior de los dedos. Además, también se notará cierta dificultad para utilizar algunos zapatos y una sensación constante de dolor al caminar. También es posible que note cierta inestabilidad por el dolor en la rodilla, cadera o tobillo

Soluciones

El principal objetivo, el alivio de los síntomas dolorosos, se consigue con un tratamiento especial que consiste en el uso de plantillas ortopédicas. En este caso, y tras numerosos estudios realizados con éxito, las plantillas Biontech se adaptan a tu pie y contribuyen al alivio del dolor.

Nuestras plantillas, gracias a su material inteligente, consiguen amoldarse a la perfección y modificar la pisada hasta lograr el cambio necesario para evitar dolores. Las plantillas Biontech contribuyen a reducir la tensión de la zona plantar y movilizar las articulaciones del pie y así contrarrestar la rigidez.