Antes de comenzar a explicar la importancia del uso de plantillas ortopédicas para los pies cavos queremos aclarar en qué consiste este problema que muchas veces pasa desapercibido. Se trata básicamente de un mal reparto de la presión que ejercemos y obtenemos al caminar debido a la altura del arco longitudinal.

En el pie cavo vemos como el arco y su forma, más alta de lo habitual, impiden al pie aplanarse para poder repartir el peso como es debido, de manera que todo recae en el talón y en la parte delantera del pie. Podemos decir entonces que se trata precisamente de lo contrario a tener los pies planos.

Síntomas de los pies cavos

A la hora de detectar esta patología, a los profesionales les resulta bastante sencillo, sin embargo, a nosotros nos cuesta más detectarlo e incluso son muchas las personas que viven con ello sin saberlo. Para ayudarte a identificar los pies cavos te indicamos a continuación algunos de los síntomas:

  • Altura del arco. Aun sin saber cuál es la altura normal del arco del pie, prueba a ponerte en pie y observar cómo se apoyan tus pies sobre el suelo, si tanto al estar parado como al caminar notas que solo dejas caer el peso en la parte delantera y el talón es probable que tu arco impida apoyar toda la planta del pie.
  • Dolor. Aunque al principio suele ser del todo indoloro, con el paso del tiempo empiezan a aparecer las molestias, la rigidez o la inestabilidad entre otros síntomas. Cuando una persona detecta ya algún tipo de dolor debe acudir a un profesional que pueda determinar la causa del mismo. En algunos casos el dolor llega incluso a ser provocado por la tensión que se produce en la fascia plantar, para lo que se recomienda también el uso de plantillas.
  • Apariencia. Si tus pies presentan callosidades, los dedos en martillo o garra y tu talla no es muy grande, es muy probable que tengas los pies cavos, aunque no te alarmes porque no se trata de nada grave y lo cierto es que estas características se deban a otra patología.
pie cavo

pie cavo

Tratamiento para los pies cavos

Tal y como explicábamos en el apartado anterior, los pies cavos suelen ser asintomáticos, pero esto no es siempre así y con el paso del tiempo los síntomas son más y más frecuentes. Aunque pueda resultar extraño, esta patología es capaz de dañar a los tobillos, rodillas, caderas e incluso a la parte baja de la espalda. Para evitar todos estos problemas, Biontech ha creado unas plantillas de lo más efectivas. Si quieres saber cómo usarlas correctamente no te pierdas los siguientes pasos:

  1. Lo primero de todo es consultar con un profesional. Serán ellos los que diagnostiquen el problema y te informen detalladamente sobre ello.
  2. En segundo lugar, debes saber que los ejercicios recomendados por los médicos debes realizarlos religiosamente, pues solo así conseguirás potenciar el efecto de la plantilla.
  3. Llegados a este punto ya puedes empezar a usar tus plantillas Biontech, con las que conseguirás complementar los ejercicios y corregir la pisada. Con la ayuda de los materiales que incorpora, podrás caminar a diario mientras ayudas a tu cuerpo a equilibrarse mediante los pies y su posición, algo que repercute en las articulaciones y en tu bienestar.

Prueba nuestras plantillas para pies cavos, ahora en oferta!

plantillas para pies cavos

plantillas para pies cavos Biontech

Además te recomendamos echar un vistazo a los siguientes artículos relacionados: